Internacionales

Una rebelión en Francia contra el pase sanitario

El proyecto oficial puso en la calle a los antivacuna, que lo califican de dictatorial y policial. El problema legislativo.

El Ejecutivo francés presentó en esos términos su filosofía de acción ante “el alza estratosférica”, como la llamó el portavoz Gabriel Attal, de los contagios con la covid-19 a lo largo de la última semana. Y este lunes activó su proyecto de ley para hacer obligatoria la vacunación del personal hospitalario, ampliar la imposición del pase sanitario en bares, restaurantes, centros comerciales y otros lugares públicos, y aislar a las personas positivas por diez días.

El proyecto de ley es complejo, plantea incluso problemas de constitucionalidad e incertidumbre jurídica, y en estos días choca con la oposición de varios sectores de la opinión pública que se han organizado para rechazar o boicotear las

Las mutaciones imprevisibles del virus juegan con el calendario político, lo modifican cada semana y lo mismo hacen con el humor de la sociedad. Al día siguiente del discurso de Macron, 1.300.000 personas pidieron turno para vacunarse, cifra que superó los dos millones esa semana. El porcentaje de incidencia del virus pasó de 32,2 casos por cada 100 mil habitantes el 9 de julio, a 63,5 casos el 15. El gobierno corre contra el tiempo y contra una pandemia que modula su comportamiento.

Alberto Mizrahi Arquitecto residente en Francia, indicó a radio Villa María que el comunicado “cayó mal”. Asimismo explicó que hay un “aprovechamiento político, porque vienen las elecciones”

En cuanto a las medidas tomadas por Macron respecto a la pandemia, “siempre fueron respetadas”, dijo el arquitecto.

Por último, enfatizó en el malestar que se produjo entre los ciudadanos ante “el  límite para vacunarse y las medidas dispuestas”.

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior