Regionales

Pornografía infantil: cuatro detenidos en Córdoba y Bell Ville

De manera simultánea, allanaron cientos de objetivos en siete países de toda América. En Argentina se detectaron 79 usuarios en 14 provincias.

La pornografía infantil es uno de los flagelos más preocupantes en el mundo, aunque cuenta con acciones internacionales coordinadas y efectivas a la hora de detectar e intervenir para detectar y poner a resguardo a quienes participan en el tráfico de esas imágenes.

Los mecanismos de vigilancia informáticos permiten detectar a distancia a quienes descargan o comparten archivos de pornografía en los que hay niñas, niños y adolescentes.

Frecuentemente, desde Estados Unidos u otros países llegan alertas a la Argentina (y otros lugares) para individualizar y detener a quienes incurren en esa actividad prohibida.

Este jueves se realizó en siete países de América un procedimiento conjunto y simultáneo denominado “Luz de infancia 9″ (por ser la novena edición) en el que estuvieron involucrados cientos de usuarios de este material prohibido.

A la par de allanamientos en Estados Unidos, Panamá, Paraguay, Brasil, Costa Rica y Ecuador, en Argentina se detectaron 79 usuarios de pornografía infantil, en 14 provincias de nuestro territorio. Esos procedimientos policiales -simultáneos a los de los otros siete países- se realizaron también en Córdoba, donde se intervino en siete domicilios, seis en la capital provincial y uno en Bell Ville.

Armas. Los allanamientos en Córdoba arrojaron también el secuestro de armas. (gentileza Policía de Córdoba)

El resultado de los allanamientos en nuestra provincia fue la detención de cuatro personas sindicadas como responsables de esta actividad ilícita. Además, en tres de esos siete allanamientos se encontraron armas, en uno de los cuales se halló prácticamente un arsenal.

Los cuatro detenidos -tres en Córdoba y uno en Bell Ville- fueron imputados por el delito de “tenencia y distribución de material con contenido de explotación sexual infantil, agravado por la presencia de menores de 13 años”.

En todos los procedimientos locales se secuestraron notebooks, PC, celulares y otros dispositivos electrónicos en los que se constató, in situ, la instalación de imágenes de pornografía con presencia de menores.

Fue curioso que en un allanamiento en barrio Colón, de Córdoba, quien atendió la puerta, apareció con un arma y enfrentó a los efectivos policiales. Por suerte, pudieron dominarlo sin que hubiera intercambio de disparos.

Un hecho curioso es que en los siete países donde se realizaron allanamientos, todos los procedimientos arrojaron resultados positivos, lo que habla de la eficaz tarea de seguimiento electrónico que se realiza de modo remoto.

SEGUIMIENTO A DISTANCIA

La operación “Luz de infancia” es posible a partir de los aportes de dos organismos internacionales, el Departamento de Seguridad Nacional, de Estados Unidos, y la Secretaría Nacional de Seguridad Pública, de Brasil.

Procedimientos. Distribución de los allanamientos realizados en varias provincias argentinas. (gentileza Policía de Córdoba)

Estos organismos, a través de software especial, captan información de usuarios que descargan y comparten material de contenido de explotación sexual infantil.

En el estado de Acre, en el oeste de Brasil, la Agencia Central de Inteligencia de la Policía Civil, solicitó la colaboración a los diferentes países en los cuales se detectaron usuarios de este material prohibido.

Esas instrucciones llegaron a Argentina a la Fiscalía General de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) y esta, con la participación de la Unidad Cibercrimen del Cuerpo de Investigaciones Judiciales pidió la colaboración a las provincias donde se detectó actividad ilegal.

En las 14 provincias argentinas donde se detectaron los 79 usuarios, se hizo lo mismo que en Córdoba, donde la oficina especializada en Cibercrimen de la Fiscalía General dispuso darle intervención a la Fiscalía de Cibercrimen a cargo de Franco Pilnik Erramouspe.

Este fiscal comisionó a la Unidad de Investigaciones de Causas Complejas de Córdoba y a la Brigada de Investigación de la Departamental Unión (por tener que intervenir en Bell Ville), además de dos organismos especializados de la Policía Judicial: la Dirección de Investigaciones Operativas (DIO) y la Sección de Informática Forense.

De este modo, sin fisuras ni divismos, en esta delicada materia se trabaja para detectar los casos de personas que trafican este material.

Fuente: La Voz

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior