Deportes

NBA Draft 2020: New York eligió a Leandro Bolmaro, lo traspasó a Minnesota y es récord para Argentina

Leandro Bolmaro fue elegido por los New York Knicks en el puesto 23 de la primera ronda del draft de la NBA pero de inmediato fue traspasado a los Minnesota Timberwolves. Es el argentino en ser seleccionado más arriba en la historia (Carlos Delfino fue 25 en 2003). Sí, una gesta que ni los integrantes de la Generación Dorada como Manu Ginóbili ni Luis Scola, por citar los casos más emblemáticos, pudieron lograr. El perimetral de 20 años juega actualmente en Barcelona de España y es el primer argentino “drafteado” desde que Juan Pablo Vaulet fuera elegido en 2015. Se irá al equipo en el que trabaja su compatriota Pablo Prigioni.

La tensión y la adrenalina viajaron miles de kilómetros en cuestión de segundos y armaron una red de emociones. Las que sintió el chico en el hotel al que la NBA lo llevó con su novia Laia para, casi durante la madrugada europea, ser acompañado por su familia desde Las Varillas, amigos y también su “padrino” basquetbolístico -Pepe Sánchez-, vía Zoom para seguir lo que ocurría en Bristol, Connecticut, en los estudios de la cadena ESPN donde se llevó a cabo el draft.

Si era un indicativo, además del traslado a ese alojamiento especial, antes de la ceremonia el Cebolla había recibido uno de 30 kits exclusivos para jugadores cortesía de la liga, que incluía 30 gorritas para cada uno de los equipos, una pelota Spalding personalizada con el nombre, una tablet, un iPhone, lentes de realidad virtual, auriculares inalámbricos y hasta una lámpara led para eventualmente atender a la prensa.

La explosión llegó cuando, en esta inédita ceremonia virtual (en tiempos pre pandemia siempre se llevó a cabo en algún estadio con los candidatos in situ y hasta hinchas en las tribunas), el comisionado de la mejor liga de básquet del mundo, Adam Silver, expresó la célebre frase: “Con la 23ª selección, los New York Knicks eligen a Leandro Bolmaro, de Argentina”.

El cordobés será parte de un equipo que la noche del draft canjeó al español Ricky Rubio, base campeón del mundo el año pasado, y cuenta con Pablo Prigioni como uno de los entrenadores asistentes de Ryan Saunders. Además, en las oficinas lidera el colombiano Gersson Rosas como presidente de operaciones de básquetbol.

Las posibilidades del equipo ahora son permitirle que siga desarrollándose en Barcelona, donde tiene contrato hasta 2023; llevarlo a Estados Unidos para “cederlo” a los Iowa Wolves, el equipo filial en la G-League (la Liga de Desarrollo), o sumarlo directamente para esta campaña NBA, aunque esto es por demás improbable.

En el momento que la franquicia decida incorporarlo, deberá abonarle a Barcelona el monto por la cláusula de salida, que es de 900.000 dólares; una parte mínima deberá salir del bolsillo del jugador, dado que por reglamento los equipos NBA no pueden pagar, actualmente, más de 750.000 dólares.

Este jueves, Leandro jugará por la Euroliga ante Olympiacos en lo que será su primer partido como “drafteado”.

basket nba bolmaro

A diferencia de lo que ocurrió con los argentinos elegidos en segunda ronda, entre los que se cuentan a Manu Ginóbili y Luifa Scola, que pasaron 3 y 5 años (respectivamente) desde que fueron elegidos hasta que finalmente pisaron los parquets estadounidenses, hay optimismo respecto a un arribo más veloz del varillense fana de Boca.

Por ejemplo, en el caso de Delfino (el único que había sido seleccionado en primera ronda), sólo pasó un año: en 2003 lo eligió Detroit Pistons y a mediados de 2004 se incorporó al equipo.

Bolmaro es dueño de un franco ascenso deportivo en el último lustro. Hace menos de cinco años, todavía era un destacado atleta. En 2016, por caso, fue campeón Sub-18 de decatlón en la Copa Nacional de Pruebas Combinadas que se llevó a cabo en Santa Fe. Sí: fue el mejor en la prueba que agrupa competencias de carrera, lanzamiento y salto.

Todavía repartía sus horas entre el tartán y el parquet, pero ya empezaba a participar de los procesos de seleccionados juveniles de básquet y a captar la atención de los reclutadores de talentos. Así fue que llegó a participar en varios campus internacionales, incluido el prestigioso Básquetbol Sin Fronteras en que la NBA concentra a los mejores y más prometedores jóvenes del mundo.

Leandro Bolmaro en su etapa en Bahía Basket. Foto Prensa Bahía Basket

Leandro Bolmaro en su etapa en Bahía Basket. Foto Prensa Bahía Basket

Después de dejar Córdoba, donde arrancó jugando para Almafuerte de Las Varillas y luego pasó a El Ceibo -también jugó con el seleccionado provincial-, Bolmaro recaló en Weber Bahía Basket en 2017. Allí disputó 25 partidos de Liga Nacional más otros tantos de Liga de Desarrollo, con promedios de 1,9 puntos, 0,6 rebotes y 0,5 asistencias en poquito más de 7 minutos por noche. Su potencial, de todos modos, era indiscutible: un año más tarde fue fichado por Barcelona.

Con el club blaugrana, hizo sus primeras armas en el equipo B, en las Segunda y Tercera División, donde promedió 11,3 puntos, 3 rebotes, 2,9 asistencias y 1,4 robos. Desde el año pasado tuvo incursiones en el equipo mayor para jugar Liga ACB y Euroliga. Con las Selecciones juveniles, en tanto, disputó por ejemplo el Mundial U19 de 2019, en el que fue el goleador argentino con 10,8 tantos por encuentro.

Hoy, tan poco tiempo después, metió su nombre en la historia de la NBA. Y es sólo el comienzo.

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior