Agro

Miles de hectáreas bajo el agua: duros reclamos de Federación Agraria

Desde Bolívar, General Villegas y el sur de Córdoba surgieron pedidos de asistencia inmediata para los productores afectados y críticas por la “desidia estatal” ante esta situación.

A través de publicaciones realizadas en sus redes sociales, la Federación Agraria Argentina (FAA) expuso con crudeza la situación que están viviendo numerosos productores del sur de Córdoba y el noroeste de Buenos Aires, tras las fuertes lluvias que ocurrieron en los últimos días.

En el norte de Cañada Seca, localidad ubicada en el partido de General Villegas de Buenos Aires al límite con Córdoba, el productor Roberto Pasquale grabó videos y tomó fotografías de la enorme cantidad de agua que ha provocado graves anegamientos y pérdidas productivas, tras la caída de 400 milímetros en los últimos 10 días.

Según el presidente de la filial Villegas de Federación Agraria, las pérdidas son importantes tanto en campos agrícolas como en ganaderos, incluyendo tambos que no están pudiendo sacar la producción.

“Hay pérdidas importantes en las producciones de soja, maíz y girasol, y daños importantes en la parte ganadera, ya que las pasturas se han deteriorado, los cultivos de moha y sorgo para hacer silos también están muy encharcados, lo que va a provocar muy dificultoso obtener reservas para pasar el invierno”, explicó.

Frente a esta emergencia, Lucero manifestó que la ayuda del Estado escasea: “Una vez más los productores nos vemos perjudicados por estas lluvias y con poca ayuda, tanto de los gobiernos municipales, provinciales y nacional”.

“Del total de la carga impositiva del partido de General Villegas que se lleva tanto la Nación, en concepto de retenciones y ganancias, como la Provincia en Ingresos Brutos e Impuesto Inmobiliario Rural, y el municipio en concepto de tasas, vuelve al partido sólo un 13% de esos recursos. Esto hace imposible que los productores tengamos una buena infraestructura”, se quejó Lucero.


Y completó: “Estamos siempre a la deriva. Los productores necesitamos con urgencia una ayuda nacional y provincial para poder paliar este meteoro que está ocurriendo cada cuatro o cinco años. No toman medidas y los productores seguimos siendo afectados por eso, aparte de tener una presión impositiva brutal mientras que no nos aportan infraestructura para seguir produciendo”.

Rebelión fiscal en Bolívar

Desde la zona de Bolívar, en Buenos Aires, Federación Agraria decidió sumarse a una “rebelión fiscal” de productores que decidieron no pagar los aumentos en la tasa vial impuestos por el Concejo Deliberante del municipio que conduce el intendente Marcos Pisano, del Frente de Todos, ante el pésimo estado en que se encuentran los caminos rurales.

“Como filial de FAA, estamos acompañando a un gran grupo de productores que han decidido plantar bandera ante el atropello del municipio local, que aumentó la tasa vial un 60%”, señaló el referente de la filial local de la FAA, Eliel Nabaes.

“A este aumento inexplicable se suma el hecho de que desde hace un par de años no se ve ningún tipo de contraprestación de servicio en este ítem. No se sabe adónde va el dinero de la recaudación. Por eso, se ha presentado una nota pidiendo explicaciones al intendente para que explique por qué semejante aumento, por qué no dan servicios y por qué no escuchó a las entidades que desde hace tiempo tratamos de tener un diálogo y hacen oídos sordos”, disparó Nabaes.

Y concluyó: “Puede parecer que hacemos un reclamo sólo económico, pero no es así. Porque cuando se habla de caminos estamos hablando de algo mucho más amplio. No tener caminos es achicar la vida rural, no fomentar el desarraigo, los chicos no pueden ir a la escuela y tantas cosas más. No es sólo si sale o no un camión de soja, sino que se afecta nuestra vida cotidiana, de una manera muy complicada y perjudica nuestro futuro y el de nuestros hijos”.

Más fondos para emergencia

Por último, desde Córdoba, el director del Distrito 4 de la FAA, Adrián Pelliza, denunció que la falta de inversión en infraestructura rural perjudica la actividad agropecuaria y reclamó que el Fondo de Emergencia debería actualizarse para dar respuestas a estas problemáticas en el sector.

“El drama de la falta de obras hace que los productores siempre seamos rehenes de sistemas perversos en la aplicación de recursos para infraestructura, en una provincia que en retenciones le deja millones al país”, indicó el federado.

El problema, según Pelliza, es que “los caminos se convirtieron en canales, los canales no dan abasto, revientan y ahí se produce el desmadre del agua que termina haciendo muchísimo daño en los campos. Las lluvias fueron de precipitaciones muy caudalosas, pero la falta de mantenimiento de los canales ayuda para que la situación sea desbordante. Hay calles totalmente borradas por el agua o con cárcavas productos de la erosión, los alteos tienen 50 cm de agua arriba”.

En este sentido, manifestó: “La falta de infraestructura y mantenimiento de canales se debe hacer en tiempos de seca, parece increíble que quienes invertimos en nuestras producciones y pagamos impuestos ni siquiera tengamos obras para contener el agua, venimos con este problema cada vez que se produce un exceso de lluvias”.


Desde su punto de vista, la situación es insostenible y por eso mencionó la necesidad de actualizar el Fondo de Emergencia Agropecuaria, congelado desde 2009 en “vetustos” $ 500 millones.

“Con lo que aportó el campo en retenciones todo este tiempo, mínimamente estos temas tendrían que estar solucionados. La decidía del Estado nos produce mucha bronca y desazón”, finalizó Pelliza.

Fuente: Infocampo

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior