General

“Gracias al carribar, la gente y la calle, pude criar a mis hijos”

Lo afirmó a radio Villa María el conocido vendedor de panchos desde hace 25 años, Domingo "Pancho" Seguin.

En pleno barrio Los Olmos, reside, Domingo”Pancho” Seguin ,vendedor de panchos desde hace 25 años y quien comentó que comenzó vendiendo panchos, “porque no tenía trabajo” y “debía criar a sus hijos”.

Fue así, que el hombre comenzó con un bar y luego se dedicó al carribar, al que cataloga como “su gran amor”.

Sin embargo, en la actualidad, tras una enfermedad, ha padecido 7 operaciones y es por ello que no puede trabajar.

No obstante, explicó que lo fundamental en el rubro es la “simpatía” y la “conversación” con el cliente.

Además, recordó su recorrido por diferentes puntos de la ciudad, tales como, los encuentros de partidos y el Super Club.

 

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior