Provinciales

Femicidio en Córdoba: “Ya está, la maté”, dijo el asesino de Karen Ferreyra

"Tenía todo armado para matarla", contó la mejor amiga de la joven de 20 años asesinada este martes en Río Primero por Fernán Gorosito, su ex novio, quien quedó detenido.

Tras el femicidio, Gorosito cerró la puerta del negocio y se fue caminando. Luego salió corriendo hacia una zona rural. Enseguida los testigos aportaron datos del hombre y a las pocas cuadras lo detuvieron. Foto: gentileza

Este martes un nuevo femicidio conmocionó a la provincia de Córdoba, a dos días de producirse el último crimen por violencia machista en barrio Almirante Brown de la capital cordobesa.

En Río Primero, Fernán Gorosito, de 36 años, asesinó de dos puñaladas a su ex novia, identificada como Karen Ferreyra. La joven tenía 20 años y tras el crimen sus amigas indicaron que el hombre “siempre la amenazaba con matarse si lo dejaba, pero la mató a ella”.

“Ya está, la maté”, dijo el asesino luego de salir del local donde estaba el cuerpo de su ex pareja. Así declaró una testigo a la Policía, que escuchó los gritos y se acercó a la puerta a ver lo que pasada en el comercio de la calle Contardo Ferrini 158, en Río Primero. Fue esa mujer quien pidió ayuda a un médico y entraron al local donde hallaron el cuerpo de la víctima detrás del mostrador.

Tenía todo armado para matarla

“La Negra” Ferreyra, como le decian, pasó todo el lunes junto a Abigail, su mejor amiga. A la noche vieron una película y Karen recibió un whatsapp de su ex. Por texto, Gorosito le pidió que el martes a la mañana fuera hasta el local “para hacer unas cosas”. La chica puso la alarma a las 9.30 y se acostó.

“Se quedó a dormir en mi casa, sonó la alarma y se fue al local. Nunca pensé que podía terminar todo así”, dijo Abigail en declaraciones a ElDoce.tv. La joven contó que Karen y su ex habían terminado la relación hace aproximadamente tres meses.

“Él la hizo ir porque ya tenía todo armado para matarla. Sabía dónde apuñalarla, por eso la hirió en el cuello”, relató la amiga de la víctima. Según la información policial, Karen sufrió dos puñaladas mortales: una en la espalda y otra en el cuello.

Karen confió siempre a Abigail lo que pasaba con su pareja: “Él siempre la amenazaba con que se iba a matar si ella lo dejaba. Varias veces le había pegado y por eso estaba agotada la relación. Había terminado mal”.

Tras el femicidio, Gorosito cerró la puerta del negocio y se fue caminando. Luego salió corriendo hacia una zona rural. Enseguida los testigos aportaron datos del hombre y a las pocas cuadras lo detuvieron. Tenía vestigios de sangre en su ropa y habría confesado el crimen a los policías.

“Secuestramos un arma blanca”, confirmaron desde la Policía de Córdoba. El caso es investigado por la fiscalía de Violencia Familiar que, por la feria judicial, está a cargo de Pablo Camacho. La causa pasará a manos del fiscal José Pueyrredón.

La nueva mañana

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior