Regionales

Femicidio de Cecilia Basaldúa: el juicio llega a su etapa final

Hay incertidumbre sobre el accionar del fiscal, quien decidirá si sostiene la acusación a Bustos. Las expectativas están puestas en la absolución de este único imputado.

A casi dos meses del inicio del juicio en Tribunales de Cruz del Eje, este viernes se conocerá la sentencia por el femicidio de Cecilia Basaldúa. La joven fue asesinada en Capilla del Monte y su cuerpo encontrado el 25 de abril de 2020.

El único imputado es Lucas Bustos, un joven de 25 años que trabaja desde los 14 como peón de albañil y vive en una zona rural. Espera la sentencia en libertad tras el cese de la prisión preventiva otorgado por el Tribunal.

La acusación que recae sobre él es ser autor responsable de delito de abuso sexual con acceso carnal y por homicidio doblemente calificado por violencia de género (femicidio). La imputación se basa en un supuesto encuentro con la víctima una noche “entre el 5 y el 15 de abril, en un lugar no determinado, pero en cercanías de un campo y a metros del río Calabalumba”.

La investigación y la elevación a juicio de la causa fue solicitada por la fiscal Paula Kelm. Su accionar fue señalado como irregular, en varias oportunidades, por las querellas, que remarcaron las faltas de pruebas para culpar a Bustos y la falta de rigor en la pesquisa.

¿Cómo se llega al final del juicio?

En la última audiencia del juicio, prevista para las 10, se realizará la lectura de los alegatos, la deliberación del jurado y luego se conocerá la sentencia.

La querella de la familia de Cecilia Basaldúa, constituida por las abogadas Daniela Pavón y Giselle Videla, remarcan la “falta de investigación que se puso en evidencia durante cada audiencia”.

Gerardo Battiston, querellante en el proceso por la secretaria de Derechos Humanos de la Nación, también destaca desde el inicio del juicio que la condena de Bustos implica “nunca saber quién fue realmente el asesino de Cecilia Basaldúa”.

Hacia esta última audiencia, hay incertidumbre sobre el accionar del fiscal, Sergio Cuello, quien decidirá si sostiene la acusación a Bustos. Las expectativas están puestas en la absolución de este único imputado. Ante este escenario, será otra fiscalía la que deba encarar un nuevo proceso de investigación para esclarecer el femicidio de Basaldúa.

Pese a la sentencia que se conozca este viernes, el juicio llega a su etapa final con múltiples irregularidades en la investigación, por parte de la fiscalía, que no avanzó sobre otros posibles autores del femicidio. En este sentido, las abogadas de la familia de la joven, piden una nueva investigación y adelantan un juicio político a la Fiscal de Instrucción, Paula Kelm. En este juicio no habrá justicia para Cecilia Basaldúa.

Un proceso rodeado de policías

Por las audiencias pasaron diferentes testigos, la mayoría de ellos, policías vinculados a la investigación de la Departamental Punilla y la Comisaria de Capilla del Monte.

Uno de estos fue Ariel Zárate, principal responsable de los rastrillajes, su declaración fue desde Bouwer ya que está procesado por violencia de género. También declaró Diego Alejandro Bracamonte, encargado de la investigación. Sus testimonios recorrieron el proceso de búsqueda de Cecilia Basaldúa e hicieron hincapié en la declaración de culpabilidad de Bustos (única prueba y con múltiples irregularidades, según las querellas).

También declaró, Mario Mainardi, dueño de la casa donde se alojaba la joven al momento de su desaparición y principal sospechoso para la familia. La casa fue escenario de múltiples allanamientos, donde encontraron pertenencias de Cecilia.

Walter Luna, el arrendatario del terreno donde encontraron el cuerpo de Cecilia, declaró que días antes pasó por el lugar y no vio nada. En la misma línea, el jefe del Instituto Médico Forense de Córdoba declaró que no se puede descartar la posibilidad de que el cuerpo haya sido trasladado al lugar donde se lo encontró.

Nuevas pruebas que abren nuevas hipótesis

El 19 de mayo tuvo lugar una audiencia decisiva que cambió el rumbo del juicio. La abogada de la querella dio a conocer una denuncia del 15 de mayo del 2020 (20 días después de encontrar el cuerpo de Cecilia y a la posterior imputación de Lucas Bustos), realizada por los propietarios de una vivienda muy cercana al basural.

Los propietarios, quienes no se encontraban en esa casa por el aislamiento decretado durante la pandemia, al regresar encontraron violentada la cerradura de entrada y el candado. Además, hallaron, entre otras cosas, un colchón con sangre y cabellos.

Luego de un intervalo de quince días, el juicio se retomó el 10 de junio dónde se conoció que no fue factible identificar los ADN de la muestra. La querella pidió ampliar las investigaciones que se conocerán este viernes a través de las declaraciones de la perito de parte.

La última audiencia será acompañada por organizaciones sociales y movimientos feministas, que piden verdad y justicia por Cecilia. Habrá movilizaciones en Cruz del Eje, frente a los Tribunales, y en Córdoba Capital en los Tribunales desde las 10 (Caseros 551).

Fuente: La Nueva Mañana

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior