Internacionales

Estados Unidos mató al líder de Al Qaeda

Fue en una operación realizada el fin de semana pasado en Afganistán. Ayman al-Zawahiri, era el hombre fuerte del grupo islámico tras la muerte de Bin Laden.

Estados Unidos mató al máximo líder de la organización yihadista Al Qaeda, Ayman al-Zawahiri, en un ataque con dron en Afganistán, confirmó este lunes el presidente Joe Biden.

“Se hizo justicia y este líder terrorista ya no está”, dijo Biden este lunes a la noche por televisión, horas después de que fuentes de la Casa Blanca revelaran que el fin de semana se realizó una operación “exitosa” contra un objetivo “importante” de Al Qaeda.

“El sábado, bajo mis órdenes, Estados Unidos llevó a cabo un ataque aéreo sobre Kabul, en Afganistán, que mató al emir de Al Qaeda, Ayman al-Zawahiri”, afirmó el jefe de la Casa Blanca.

De 71 años, Zawahiri era uno de los terroristas más buscados por Washington, que llegó a ofrecer 25 millones de dólares por cualquier información que pudiera ayudar a detenerlo.

Estaba al frente de Al Qaeda desde que el anterior jefe de la organización, Osama Bin Laden, fuera muerto en 2011 en Pakistán por un comando estadounidense.

En paradero desconocido por más de 10 años, Zawahiri era considerado el cerebro de los atentados del 11 de septiembre de 2001, que causaron casi 3.000 muertos en Nueva York.

A fines de 2020, circuló la versión de que Zawahiri había muerto por una enfermedad cardíaca, pero al poco tiempo reapareció en un video.

Zawahiri nació el 19 de junio de 1951 en Maadi, cerca de El Cairo, Egipto, en una familia burguesa, y era cirujano. Su padre fue médico y su abuelo, un gran teólogo de la mezquita Al Azhar, en la capital egipcia.

A los 15 años, ya integró la cofradía de los Hermanos Musulmanes, una organización islamista considerada terrorista por Rusia y Egipto.

En 1981, estuvo implicado en el asesinato del presidente egipcio Anwar el-Sadat, por lo que estuvo preso tres años.

Después viajó a Arabie Saudita, Estados Unidos y finalmente a Pakistán, a mediados de la década de los 80. Allí atendió como médico a los yihadistas que luchaban contra las tropas soviéticas y conoció a Bin Laden.

Estuvo mucho tiempo al frente de la Yihad Islámica Egipcia (JIE) y se unió a Al Qaeda a fines de los 90, según AFP.

Washington lo incluyó en su “lista negra” por haber apoyado los atentados contra las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania, en agosto de 1998.

Asimismo, Egipto lo condenó a muerte en rebeldía por numerosos atentados, en particular uno en Luxor en 1997, en el que murieron 62 personas, de las cuales 58 eran turistas extranjeros.

Al Qaeda ya había sufrido otro duro golpe en agosto de 2020, cuando el número dos de la organización, Abdullah Ahmed Abdullah, fue asesinado en Teherán por agentes israelíes en una operación secreta dirigida por Washington.

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior