Deportes

Copa Liga: River le ganó a Banfield y Rojas le abrió un interrogante a Gallardo

De menor a mayor, River construyó un triunfo fundamental. No sólo haber cambiado la imagen tras 45 minutos apáticos y cabizbajos frente a un sólido Banfield, sino también por haber alcanzado la cima de la zona 3 de la Copa Liga Profesional con el tercer éxito en fila. Aunque el equipo millonario no se lució, la victoria le permite seguir tomando confianza para los octavos de final de la Copa Libertadores y también le abrió un positivo interrogante al director técnico Marcelo Gallardo: el paraguayo Robert Rojas fue la figura con un sólido rendimiento, un gol y una asistencia. ¿Se meterá al conjunto titular para jugar el martes frente a Athletico Paranaense?

Los primeros 10 minutos fueron intensos y dinámicos, pero luego un durísimo Banfield le imposibilitó a River tener claridad y visión de juego. Lejos de su mejor versión, un alternativo e improvisado equipo de Gallardo estuvo demasiado impreciso con la pelota y no encontró espacios para atacar; le faltó creatividad para quebrar el partido y se lo vio incómodo en largos tramos de la primera parte

Con un esquema similar al 3-3-2-2 que utilizó en el primer semestre, el millonario se transformó en un equipo muy largo que abusó de las pelotas cruzadas y los envíos aéreos y que no tuvo ingenio para crear ni una situación de gol concreta. Por eso, Gallardo envió al campo a Jorge Carrascal en la segunda mitad y retiró a Javier Pinola para romper con la estructura de los tres centrales. Y ese pequeño cambio empezó a modificar la dinámica y terminó favoreciéndolo para lavar la imagen y levantar el nivel.

Del otro lado, el Taladro tuvo determinación para no achicarse, tal como en el partido que se jugó en Independiente y que ganó por 3-1. Pero tampoco abundó en potencia en el ataque y sufrió dos pérdidas fundamentales de forma inesperada: el arquero Mauricio Arboleda y el delantero Mauricio Cuero, grandes figuras, se retiraron lesionados en el tramo final de la mitad inicial. Pese a eso, el conjunto dirigido por Javier Sanguinetti tuvo una chance única a los 16 minutos: Leonardo Ponzio concedió increíblemente un penal con una mano, pero Luciano Lollo lo envió por encima del travesaño.

 

Mauricio Cuero fue una baja sensible para Banfield: el colombiano, figura de su equipo, salió por una lesión muscular en el primer tiempo.
Mauricio Cuero fue una baja sensible para Banfield: el colombiano, figura de su equipo, salió por una lesión muscular en el primer tiempo. Crédito: Mauro Alfieri / POOL ARGRA

 

Y el propio Lollo volvió a quedar expuesto en la apertura del marcador, a los 15 minutos del segundo tiempo. En un córner, tras una serie de rebotes, Robert Rojas ganó de cabeza y asistió a Nacho Fernández, que quedó habilitado por el ex defensor de River y marcó el 1-0 tirándose al suelo, con una definición de goleador, en su regreso tras perderse tres partidos por un desgarro. Automáticamente, Gallardo envió a la cancha a Enzo Pérez (por Fernández), Matías Suárez (por Julián Álvarez) y Rafael Borré (por Lucas Pratto), y los cambios hicieron efecto y el partido pasó a ser totalmente dominado por River

Aunque necesitó de una aparición fundamental de Enrique Bologna, figura frente a Talleres y pilar esta noche para sumar una nueva valla invicta consecutiva, el conjunto millonario se adueñó del ritmo y los tiempos en la última media hora. Y terminó de liquidar la historia a falta de 12 minutos, con otro gran cabezazo del paraguayo Rojas. Esta vez, en vez de asistir, venció al arquero Facundo Altamirano para estampar el 2-0 y consolidarse como el jugador más destacado del partido, tanto en la línea de tres centrales como en la zaga de dos con el juvenil Santiago Sosa.

 

Nacho Fernández volvió tras un desgarro y marcó el 1-0.
Nacho Fernández volvió tras un desgarro y marcó el 1-0. Crédito: Fotobaires

 

La figura de Rojas, sólido en el mano a mano, firme en el juego áereo y destacado en ambas áreas, se tornará fundamental en los próximos días, después de los tres primeros partidos en el torneo local, que dejaron dudas defensivas. El defensor paraguayo, que había jugado 90 minutos en la doble ventana de las eliminatorias frente a la Argentina, tomó un fuerte impulso como para consolidarse como titular, en medio de rendimientos irregulares tanto del chileno Paulo Díaz como del experimentado Pinola, esta vez reemplazado en el descanso.

 

Fuente : La Nacion 

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior