Regionales

Condenan a un joven por abuso contra niñas a través de las redes sociales

Un joven de Colonia Caroya fue condenado a 14 años de prisión por delitos contra la integridad sexual en perjuicio de niñas menores de 18 años y de mujeres mayores de edad.

La Cámara 2ª del Crimen condenó al hombre de 25 años identificado como J.E.L., quien reconoció delitos en contra de la integridad sexual de 13 niñas a través de las redes sociales. Fue sentenciado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, producción de material pornográfico infantil, facilitación de representaciones sexuales a menores de edad, contacto telemático con menores de edad con fines sexuales (acoso virtual a niños y adolescentes o Child Grooming), tenencia de material pornográfico infantil, y coacción agravada.

Se trata de una de las primeras condenas de su tipo en la provincia, según señalaron desde la Justicia.

El juicio estuvo presidido por la vocal Graciela Lucero en sala unipersonal, mientras que la fiscal de Cámara fue Laura Battistelli. Además, un asesor letrado asumió la representación de las víctimas menores de 18 años, según indicó Radio Jesús María.

Las víctimas, la mayoría de la provincia de Córdoba y otras de Santa Fe, Buenos Aires y Santa Cruz, eran engañadas por el agresor, quien las contactaba por Facebook para anunciarles, por ejemplo, que habían ganado un sorteo.

De esa forma, lograba que los niños entablaran una relación personal y luego los extorsionaba para todas esas prácticas sexuales“, indicó Eduardo Caeiro, representante de niños y niñas víctimas de abuso, en diálogo con la emisora local.

“El victimario y las víctimas no se encontraron físicamente sino que fueron obligados a que niños y hermanos de muy corta edad se tomaran fotografías y se filmaran realizando actos sexuales”, agregó Caeiro.

Además, el acosador utilizaba un perfil falso en Facebook y simulaba ser promotor de agencia de modelos. De esta manera, contactaba a mujeres mayores de edad en Argentina y otros países, como Venezuela, México, Brasil y España, y les pedía fotografías en ropa interior. Luego, las amenazaba con hacerlas públicas y, bajo diferentes métodos de extorsión, obtenía contenido sexual.

 

La nueva mañana

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior