Locales

Asesinaron a balazos a un villamariense en un campo de Isla Verde

Fue a visitar a su hija y fue víctima de una discusión entre peones por unas herramientas. La persona fallecida fue identificada como Víctor Hugo Terenti, de 59 años. El presunto autor del homicidio fue detenido.

En principio todo habría comenzado con una discusión por el uso de unas herramientas que no fueron dejadas donde uno de los trabajadores reclamaba que debían estar. Pero también habría algunas otras motivaciones para que el peón rural Alejandro Sergio Duboy (47) perdiera el control y reclamara a viva voz, carabina en mano, para que le respondieran lo que estaba exigiendo. Pocos imaginaron que horas más tarde terminaría muerto de un disparo en el pecho el suegro del otro contendiente, según se investiga por estas horas.

La escena fatal se desarrolló el pasado domingo en una chacra ubicada a siete kilómetros al sur de Isla Verde, un poblado de unos cinco mil habitantes del sudeste provincial, cerca del límite con la provincia de Santa Fe.

La controversia se generó en el sector de las viviendas de los trabajadores del establecimiento ganadero dedicado a la cría de chanchos que pertenece al productor Jorge Buffa. Según fuentes policiales, allí se generó la discusión entre Duboy y otro peón que vive en otra de las casitas que ocupan los jornaleros.

La víctima fue el suegro del otro peón. Víctor Hugo Terenti, de 59 años de Villa María, fue a visitar a su hija y terminó muerto por una bala disparada a menos de cinco metros de distancia. El proyectil de una carabina (calibre 22) perforó el pecho y provocó daños graves en el corazón y un pulmón.

A disposición del fiscal de Corral de Bustos-Ifflinger, Pedro Matías Guerra, Duboy fue detenido por la Policía y luego alojado en dependencias judiciales de la ciudad de Marcos Juárez. También secuestraron el arma que habría utilizado, una carabina calibre 22.

El detenido es un jornalero de Pozo del Molle, pero tenía su última residencia en la localidad de Los Surgentes.

HERRAMIENTAS Y ALGO MÁS

De acuerdo a los primeros testimonios recogidos en la sede judicial de la ciudad de Corral de Bustos, el violento entredicho se prolongó desde las primeras horas de la tarde del domingo hasta las 19.15, cuando se produjo el crimen.

El primer episodio fue en la puerta de la vivienda de otro trabajador rural, a donde Duboy llegó con su carabina para reclamar que el otro peón saliera porque había utilizado unas herramientas y no las habría dejado en su lugar, siempre de acuerdo a lo que se ha investigado hasta ahora.

Como no tuvo respuesta, allí Duboy habría pronunciado una serie de promesas que terminaron con una imputación por coacción.

Si bien los domingos se producía la visita de Terenti a su hija, esta le habría llamado a su padre para relatarle lo que estaba sucediendo, por lo que se presume que antes de llegar el hombre mayor ya estaba al tanto de la situación.

Terenti era oriundo de Villa María, pero residía en calle La Pampa al 1500, de la vecina localidad de Monte Maíz. Desde allí se trasladó hasta la chanchería donde viven su hija y su yerno.

Una vez en el lugar, frente a las viviendas de los peones se produjo una nueva discusión, en ásperos términos. Luego, mientras Duboy se retiraba hacia el interior de su casa, Terenti y sus familiares caminaron hasta un espacio verde que está más alejado y da a la zona rural.

Segundos más tarde, reapareció Duboy, armado otra vez con la carabina y fuera de control, siempre de acuerdo a la reconstrucción judicial. Parado a unos cinco metros del suegro de su contendiente le disparó al pecho. La muerte sobrevino en pocos minutos.

TRIPLE IMPUTACIÓN

La Justicia investiga si Duboy estaba alcoholizado o si había ingerido alguna sustancia para haber estado fuera de sí. En ese sentido, los investigadores dejaron trascender que para la causa casi no hay dudas en cuanto a su participación en el violento episodio, según surge de los testimonios reunidos hasta ahora en el expediente.

Si bien desde la fiscalía fueron cautos en dar mayores precisiones, a través de distintos informantes se pudo establecer que Duboy tiene una causa elevada a juicio por amenazas y que ahora afronta tres imputaciones más: coacción, homicidio simple agravado por el uso de arma y amenazas por términos que profirió a la hija y al yerno de la víctima cuando se lo llevaban detenido.

Fuente: La Voz 

Mostrar Más

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior